Skip to Content

Category Archives: Crianza de Becerras

Pregunta al Veterinario: ¿Cómo colocar un catéter Intravenoso?

Los líquidos intravenosos (IV) son la manera más rápida y efectiva de revertir la deshidratación grave en una becerra/o, y un catéter intravenoso permite la terapia con líquidos prolongada.


Procedimiento

Los líquidos intravenosos son la forma más rápida y efectiva de revertir la deshidratación severa.

1. Coloque el becerro hacia abajo con sus patas alejadas de usted.

2. Encuentre la vena yugular (hacia la parte inferior del cuello entre la columna vertebral y la tráquea).

3. Corte y cepille el cabello 3 pulgadas por encima y por debajo de la vena desde la mandíbula hasta la falda.

4. Enjuague el área recortada con alcohol.

5. Póngase guantes limpios.

6. Empiece cerca de la cabeza inicialmente, de modo que si el primer intento no tiene éxito, puede moverse más hacia abajo por el cuello.

10. Levante el catéter, asegurándose de que solo toque el plástico transparente en el extremo. Nunca toque la parte blanca. Si lo hace, deseche el catéter y obtenga uno nuevo. El catéter debe permanecer lo más estéril posible.

11. Sosteniendo el catéter en un ángulo de 45 grados con respecto a la piel.

12. Bloquee la vena y avance lentamente el catéter hasta que vea sangre en el catéter.

13. Lleve el catéter casi paralelo a la piel y avance lentamente alrededor de un cuarto de pulgada. La sangre debe fluir desde el catéter. Si la sangre deja de fluir, retroceda hasta que la sangre comience a fluir e intente avanzar menos esta vez.

14. Empuje hacia afuera el centro del catéter mientras mantiene la parte transparente del catéter inmóvil, permaneciendo paralelo a la piel todo el tiempo. Avance hasta que la parte blanca del catéter ya no sea visible.

15. Retire la parte transparente del catéter. La sangre todavía debe fluir desde la parte coloreada del catéter. Si no es así, retire y deseche ambas porciones. Obtenga un nuevo catéter y vuelva al paso 6, eligiendo un punto más abajo en el cuello.

16. Atornille la tapa de un catéter en el extremo, teniendo cuidado de no mover el catéter.

17. Con cuidado, levante un pliegue de piel directamente debajo del catéter y empuje una aguja de calibre 16 a través de ambos lados. Deja la aguja en su lugar.

18. Con ayuda de tela adhesiva, detenga el catéter en su lugar para evitar que se salga de la vena.

19. Conectar la línea de líquidos por vía intravenosa.

FOTO 1: Los líquidos intravenosos (IV) son la manera más rápida y efectiva de revertir la deshidratación severa en una ternera. (Foto cortesía de Animart)

Si no está seguro de cómo proceder, pídale a su veterinario que demuestre el procedimiento.

Artículo escrito por: Vicky Lauer, Servicios Veterinarios Profesionales de Animart

Traducción: MVZ Brenda Yumibe, Alta Genetics México

0 Continue Reading →

Mamá sabe más: lecciones de cuidado de becerros aprendidas de las vacas lecheras.

Durante el periodo de gestación, una vaca hace todo lo posible para que un embrión se convierta en becerro. Las contribuciones de la madre para que su descendencia sea exitosa no cesan en el parto. En cambio, su glándula mamaria secreta una sustancia con factores de crecimiento necesarios para preparar al becerro para la vida.

“ella no solo produce IgGs, ella produce calostro” dice Mike Van Amburgh, profesor de la Universidad de Cornell, en el Seminario de lechería del Oeste de Canadá en 2018 en Red Deer, Alberta.

“Si te paras a ver lo que está pasando en las glándulas cuando la vaca se seca o las glándulas d un animal de primera lactancia, hay muchas cosas que suceden allí. Hay una tremenda cantidad de proliferación celular. La consecuencia de esa proliferación celular es que ella tiene muchos factores de crecimiento y hormonas que terminan en esa secreción. Durante años como industria, lo hemos ignorado”, dijo.

Un ejemplo es la hormona relaxina. Los fisiólogos reproductores que trabajan con cerdos descubrieron que la relaxina en la primer ingesta estimula el crecimiento y el desarrollo del útero. Un lechón hembra que recibe relaxina en su primer comida es probable que tenga un útero más grande y sea más reproductivamente eficiente que un lechón que no lo tiene.

Además de la proteína, grasa e inmunoglobulinas (Ig) que se observan en la primera leche, el calostro también contiene esteroides, lactoferrina, insulina, glucagón, prolactina, hormona del crecimiento, IFG-1, leptina, TGF-alfa, cortisol y estradiol. Todos estos son bioactivos e impulsan el metabolismo, dijo Van Amburgh.

Para mostrar que el calostro es importante más allá de las Ig, Van Amburgh y su equipo de investigación realizaron un estudio en el que se alimentó a los becerros con 2 litros o 4 litros de calostro al nacer. El calostro fue altamente monitoreado y vigilado para determinar la Ig y los niveles bacterianos. Los terneros dentro de cada grupo se subdividieron en una dieta ad libitum o dieta restringida.

La dieta restringida era demasiado restringida para obtener un resultado, dijo. Sin embargo, con las dietas de alto índice de alimentación, hubo una diferencia significativa en el peso al destete entre los becerros de alto calostro y los becerros de bajo calostro.

El peso al destete fue 6 kilos más en los becerros con alto calostro y su ganancia promedio diaria (ADG) fue de unos 120 gramos más. La altura de la cadera no era muy diferente.

“todos los becerros tenían la misma dieta, el mismo ambiente, el mismo todo. Alimentamos un sustituto de leche 28:20. Tenían mucha proteína y una cantidad decente de grasa, dijo Van Amburgh.

Al observar a las crías a los 80 días de edad, todavía había una diferencia de 120 gramos por día en el promedio de ganancia diaria y la altura de la cadera era un poco más alta. “eso implica que usan sus nutrientes de manera diferente”, dijo, y señaló que la ingesta de sustituto de leche también fue mayor en 3.5 kilogramos en el grupo de alto calostro.

“lo que hizo el calostro, aparentemente, fue hacerlos mejores animales”, dijo Van Amburgh.

La investigación existente ha demostrado que los diversos componentes del calostro provocan respuestas biológicas. La respuesta general a las hormonas y los factores de crecimiento es una mayor síntesis de proteínas, una mayor expresión de enzimas y un mayor desarrollo del tracto gastrointestinal.

Más síntesis de proteínas significa más tejido magro, ya sea en el intestino, el hígado o el músculo, dijo. Si bien el aumento de la expresión de la enzima da como resultado una mayor capacidad digestiva, un mayor desarrollo del tracto gastrointestinal significa más espacio para absorber los nutrientes, una mejor barrera para proteger al becerro de los organismos causantes de enfermedades y un mejor sistema inmunológico. “todo esto es un resultado de lo que está en el calostro”. Dijo Van Amburgh.

En un estudio alemán, los investigadores compararon la respuesta de las crías cuando se alimentaban con calostro o un producto de fórmula con nutrientes comparables. Había siete becerros en cada grupo.

Se encontró que todos los becerros alimentados con calostro tenían mayor glucosa circulante, lo que significa que tenían más energía para ser metabólicos. Cuatro días después, esos becerros todavía mostraban mayor glucosa en plasma en respuesta a algo en el calostro.

Van Amburgh dijo que sospecha que la respuesta es a la insulina en el calostro. Su equipo realizó otro estudio donde alimentaron con un sustituto de calostro a dos grupos de becerros. Para un grupo, agregaron insulina humana al producto preparado antes de la alimentación.

Los niveles de insulina de los becerros que la recibieron aumentaron, lo que indica que pasó del sistema digestivo a la circulación. La glucosa también fue más alta en los becerros alimentados con insulina en comparación con aquellos que no la recibieron.

“El papel de la insulina en el calostro es ayudar a facilitar el transporte de glucosa al sistema”, dijo Van Amburgh.

“puedo decirle a partir de otros datos empíricos que si observa el transporte de Ig, verá una falla menor en la transferencia pasiva cuando tiene una gran cantidad de insulina allí”, agregó. “No es solo la glucosa la que está siendo afectada; también son las Igs”.

La industria tiende a culpar a las Ig por el fracaso de la transferencia pasiva, pero este investigador dijo que puede ser el resultado de no tener suficiente de “otras cosas” para decirle a dónde debe ir.

La investigación muestra que los becerros que recibieron bastante buen calostro todavía se están desempeñando bien después del destete, también muestra que las vacas están produciendo calostro durante más del primer dia de su lactancia. La leche fresca de vaca tiene un alto contenido de IGF-1 e insulina tres o cuatro días después del parto.

“¿Qué quiere esa mamá de verdad dar a ese becerro durante los primeros tres o cuatro días?” Preguntó. “Lo que ella llama calostro. Cuando haces eso, encuentras respuestas a largo plazo. Encuentras mejor crecimiento y mejor glucosa”.

Van Amburgh sugirió alimentar con calostro durante cuatro días. Para algunos productores, la recolección de calostro durante cuatro días parece una tarea ardua. Es por eso que ofreció un proceso menos exigente que puede lograr un resultado similar.

Recoger el primer calostro de ordeño. Alimentar 4 litros después del nacimiento; guárdelo y úselo nuevamente para la siguiente alimentación 12 horas después. Recolecte el calostro de segundo, tercer y cuarto ordeño y descubra cómo almacenarlo y alimentar a los becerros de menos de 4 días.

“No estoy hablando de mantener cuatro días de calostro. Estoy hablando de los dos primeros días. La mayoría de los lecheros que conozco que están tratando en seco a esas vacas no están enviando esa leche de todos modos. “solo tienes que descubrir cómo secuestrarlo para los primeros becerros”, dijo.

Requerimiento de nutrientes

Ya que los becerros han tenido un buen comienzo al recibir mucho calostro, es importante seguir adelante con el cumplimiento de sus requerimientos de nutrientes.

Van Amburgh dijo que la industria necesita pasar de cuantificar la dieta de un ternero por el número de mamilas o cubetas.

“¿Qué nutrientes hay en la cubeta o en la mamila?”, preguntó. “No podemos resolver nuestros problemas a menos que aprendamos cómo ser nutricionistas”.

Hay información disponible para ayudar a los nutricionistas a calcular el suministro de nutrientes necesarios para cumplir con los requisitos de mantenimiento de un becerro. Por ejemplo, una becerra de 40kg necesita 1.61 Mcals de energía metabolizable (ME) cuando hace calor afuera. Cuando la temperatura desciende por debajo del punto de congelación, el requisito de mantenimiento de la misma becerra aumenta a 3.3 Mcals de ME por día. “Es una gran diferencia”, dijo Van Amburgh.

“¿Cuántos de nosotros cambiamos nuestra ingesta entre junio y enero? Cambiamos nuestra ingesta; las vacas cambian su ingesta; pero lo que no dejamos que haga el becerro es cambiar su consumo”, continuó.

Algunos dirán que los terneros pueden comer comida seca si todavía tienen hambre, pero Van Amburgh dijo que esa es una expectativa poco realista para los becerros que tienen menos de 4 semanas.

Al calcular los requerimientos de nutrientes de un becerro, un nutricionista o productor de productos lácteos debe tener en cuenta la relación entre el peso corporal y el área de la superficie. Cuanto más pequeña es la cría, mayor es el área de superficie en comparación con el peso corporal, lo que significa que pierden calor más rápido. Un estudio reveló que el requisito de mantenimiento actualizado de una cría de Jersey es un 20 por ciento mayor que el de Holstein porque tiene más superficie que el peso corporal. La madre Jersey lo sabe porque ella produce una leche con mayor contenido de grasa para sus crías.

“Eso es realmente muy intuitivo”, dijo. “la mamá hizo eso por una razón, pero nos preguntamos por qué cuando lo alimentamos con un sustituto de leche 20:20, no funciona tan bien”.

Impacto en la producción

Un meta análisis formal realizado por Van Amburgh y sus colegas muestra que una mayor ingesta de nutrientes que resulta en una mayor tasa de crecimiento tiene un impacto positivo en el rendimiento de la leche de primera lactancia.

“si alimenta más leche, tiene dos veces más probabilidades de obtener un resultado positivo”, dijo. “Esa es una proporción bastante buena para la ciencia animal”:

Los resultados mostraron 1,540 kg adicionales de leche producida en la primera lactancia por cada gramo adicional de ganancia diaria promedio lograda antes del destete.

Un genetista con quien Van Amburgh trabajó dijo que estos datos explican el 22 por ciento de la variación del rendimiento de la leche de primera lactancia, mientras que la selección genética para la leche solo representa el 7 por ciento de la variación.

Van Amburgh agregó que no hay una correlación genética con esto. “Eso significa que si tomas un animal de bajo mérito genético, subes, y si tomas un animal de alto mérito genético, subes (en producción)”, dijo.

A través del diseño biológico, la madre está tratando de enviar información a su becerro a través de la secreción para configurarlo para el éxito en la vida. Sin embargo, la intervención humana a veces puede cortocircuitar esta entrega.

Al criar animales para que se desempeñen de la mejor manera posible, es bueno saber que hay más en el calostro que las Ig, los becerros tienen requerimientos de nutrientes más allá del volumen  y cuando el crecimiento se ve obstaculizado, también lo es la producción futura de leche.

 

Artículo escrito por: Karen Lee, Editora de Progressive Dairyman

Traducción: MVZ Brenda Yumibe, Alta Genetics México.

0 Continue Reading →

Todo Preparado y listo: una mirada más cercana a la epigenética

¿Qué tienen en común el estrés por calor, el calostro de baja calidad y las ganancias diarias inferiores a la media durante el período previo al destete? Cada uno de estos puede afectar la expresión del potencial genético de una vaquilla lechera, traduciéndose en efectos de por vida tales como una menor producción de leche, una menor eficiencia reproductiva y una menor longevidad.

De manera similar, la disminución del estrés por calor, el calostro de alta calidad y el logro de las ganancias diarias promedio previas al destete pueden tener los efectos opuestos, produciendo un mayor potencial de producción de leche, una mejor eficiencia reproductiva y una mayor longevidad.

Una nueva y emocionante ciencia conocida como epigenética está arrojando luz sobre la importancia de las primeras etapas de desarrollo, ya que se relacionan con la productividad futura en múltiples especies, incluidos los humanos y el ganado lechero.

Más específicamente, la epigenética nos está ayudando a comprender la importancia de ciertos cambios fisiológicos que tienen lugar en becerros lecheros debido a su ambiente y nutrición en los primeros meses de vida.

Los resultados de estudios epigenéticos recientes informan mejor las estrategias actuales de alimentación de becerros, especialmente en los primeros 60 días de vida. Por ejemplo, un estudio de 2012 en la Universidad de Cornell, demostró el profundo impacto que las tasas de crecimiento en este período de tiempo previo al destete pueden tener sobre el rendimiento de una vaca más adelante en la vida.

En este estudio, por cada libra adicional de ganancia diaria promedio antes del destete, las vaquillas producirían más de 800 libras de leche adicional en su primera lactancia.

Esto fue confirmado cuando Fernando Soberon, gerente de servicios técnicos de Trouw Nutrition USA, y Mike Van Amburgh, profesor de la Universidad de Cornell, analizaron más de 14 estudios científicos en un meta-análisis que reveló una correlación aún mayor entre la tasa de crecimiento pre-destete y la producción de leche posterior.

Además, hemos aprendido que los efectos positivos se pueden “perder” debido a la mala nutrición antes de la pubertad. Lo más importante es que la oportunidad de modular el epigenoma solo está disponible durante períodos específicos de desarrollo y, si no se utilizan esas ventanas de oportunidad, estas eficiencias no se pueden recuperar más adelante.

La primera etapa donde la programación epigenética puede verse directamente afectada es durante el desarrollo en el útero. Esto se traduce en el período seco por razones más prácticas.

Un estudio de la Universidad de Florida ha demostrado que el estrés por calor durante el último trimestre de la gestación de una vaca tiene profundos efectos sobre las tasas de crecimiento, la producción de leche y la supervivencia del ternero prenatal. Por lo tanto, es importante minimizar el estrés por calor y satisfacer las necesidades nutricionales de las vacas secas para que el becerro preadolescente tenga éxito.

La próxima y probablemente más influyente área de oportunidad ocurre durante las primeras horas de la vida del becerro a través del calostro que recibe. En este momento, tanto la cantidad como la calidad del calostro son factores críticos para preparar a la cría para la productividad de la vida futura.

La calidad del calostro está determinada por el programa de la vaca seca, así como por el momento de la recolección después del parto.

En cuanto a la cantidad de calostro, un estudio de investigación en becerros marrones suizos realizado en 2005 observó tasas de crecimiento mejoradas, un aumento del 12 por ciento en la supervivencia durante la segunda lactancia y 2,200 libras más de leche producida en dos lactaciones en becerros alimentados con 4 cuartos de calostro en las primeras dos horas de vida vs los becerros que recibieron los 2 cuartos tradicionales.

Por lo tanto, se recomienda que los productores proporcionen 3 a 4 cuartos de galón de calostro de alta calidad dentro de las primeras dos horas de nacimiento y 2 cuartos de galón adicionales en la alimentación posterior.

Sigue habiendo otra área de oportunidad para los productores que desean preparar a sus becerros para su máximo potencial en el período anterior al destete, y esa es la tasa de crecimiento previa al destete.

Doblar el peso al nacer de la cría y lograr de 4 a 5 pulgadas de crecimiento estructural en 56 días son metas alcanzables de la tasa de crecimiento en el período previo al destete que ayudarán en la programación de una futura vaca lechera exitosa. Para una granja Holstein promedio, esto se traduciría en becerros destetados de más de 200 libras.

Hay una serie de consideraciones administrativas que son fundamentales para lograr estas ganancias diarias promedio objetivo. Incluyen el ambiente adecuado (ventilación y ropa de cama), saneamiento adecuado (equipo de alimentación y limpieza) y nutrición adecuada (2 a 2.5 libras de materia seca por día en la fase alimentada con leche).

El pago se produce más adelante en la vida si este crecimiento se mantiene durante toda la pubertad. No solo se observan mayores rendimientos de leche en vaquillas con estas metas de ganancia promedio diaria, sino que, como vacas, estos animales han mejorado las tasas de concepción, mayores pesos corporales al parto y una mayor longevidad en general.

Mensajes para Considerar:

  • La epigenética es un concepto poderoso. Existe una estrecha ventana de oportunidad para tener un impacto duradero en el rendimiento de por vida.
  • Alimente con calostro durante los primeros dos o tres días de vida.
  • Trate de alimentar con 2 a 2.5 libras de sólidos de materia seca durante el periodo de pre-destete para maximizar el peso corporal y el crecimiento muscular magro.
  • Tome medidas de peso y altura al nacer y al destete para administrar y monitorear el progreso.

 

Artículo escrito por: Melanie Soberon y Beth Keene para progressive Dairyman

Melanie Soberon es una escritora independiente con sede en Nueva York. Ella tiene un Ph.D. en nutrición de rumiantes y enseña en la Universidad de Cornell durante el verano.

Beth Keene es una especialista en crianza para Trow Nutrition USA.

Traducción: MVZ Brenda Yumibe, Alta Genetics México

0 Continue Reading →

El uso de sustitutos de calostro como alternativa para reducir los tratamientos antibióticos en becerras lecheras al pre destete.

El uso de antibióticos en la agricultura es un costo adicional para el productor y una preocupación creciente para los consumidores. Alimentar con un producto de sustituto de calostro puede reducir la necesidad de tratamientos antibióticos en becerras al pre destete.

0 Continue Reading →

Neumonía en Becerras

También conocido como: Neumonía enzoótica

La neumonía en becerros es una enfermedad respiratoria causada por la inflamación en los pulmones, principalmente los alvéolos (sacos de aire). Es una enfermedad multifactorial causada por una variedad de organismos que incluyen virus, bacterias y micoplasmas. Los factores ambientales también son extremadamente cruciales en el manejo de la enfermedad.

0 Continue Reading →

5 puntos decisivos para desechar vaquillas

En estos días, los productores son buenos en la crianza de vaquillas.  Las prácticas de manejo reproductivo y crianza de becerras han mejorado dramáticamente a través de los años, resultando en una abundancia de vaquillas de reemplazo. 

0 0 Continue Reading →
x

Get the BullSearch App!

For the best experience on a mobile device, download the Bull Search App

Download the App
Go to desktop site anyway