Los electrolitos son un elemento básico en el éxito de la crianza de becerros. Si tuviéramos que hacer una lista de las necesidades para criar becerros sanos, los electrolitos estarían en ella.

¿Por qué son tan importantes los electrolitos? Los electrolitos desempeñan un papel integral en la rehidratación de las crías que han perdido fluidos debido al estrés o la enfermedad, como las diarreas. También proporcionan nutrición complementaria y acidosis metabólica correcta que acompaña con frecuencia a las diarreas.

Los electrolitos pueden tener un impacto positivo en la salud de los becerros cuando se usan de manera proactiva y correcta. Aquí hay 10 consejos para incorporar con éxito los electrolitos en su programa de crianza.


1. Usar proactivamente


Los electrolitos pueden dar un impulso de apoyo a las crías antes de los eventos de estrés. Los ejemplos incluyen clima extremadamente caliente o frío, fluctuaciones de temperatura, mudanzas a nuevas viviendas, transporte y procedimientos como castración, descornado o vacunación.

Algunas lecherías eligen apoyar a todos los becerros recién nacidos alimentándolos con electrolitos durante las primeras tres semanas de vida. Otras lecherías en climas cálidos alimentan a todos los becerros destetados con electrolitos durante el mediodía. Al usar estas estrategias proactivas, elija un suplemento de electrolito versus tratamiento. Para simplificar, puede usar un producto de tratamiento, pero más diluido que la tasa de tratamiento prescrita. Trabaje con su veterinario o nutricionista para determinar la mejor estrategia para administrar de manera proactiva la hidratación y la salud de sus becerros.


2. Compruebe los ingredientes esenciales


Un polvo de electrolito debe contener:

    Sodio: repone las sales sistémicas y promueve la absorción de agua para restablecer el volumen de líquido extracelular

    Glucosa (dextrosa): proporciona energía, ayuda a mantener la condición corporal y ayuda con la absorción de agua

    Glicina: Ayuda a absorber sodio, glucosa y agua.

    Agentes alcalinizantes: como bicarbonato, acetato o propionato, ayudan a reducir la acidosis metabólica

    Otros electrolitos: potasio y cloruro: reponen los electrolitos sistémicos perdidos que comúnmente se ven con la diarrea

Tenga en cuenta que el agua es el componente más importante de las soluciones de electrolitos. Cuando los becerros se ven afectados por un virus o una bacteria, la capacidad de su intestino para absorber agua a menudo se ve comprometida. La adición de sodio, glucosa y glicina ayuda a los terneros a absorber los líquidos y restaurar la pérdida de líquidos.


3. Alimentar además de la leche.


Los becerros necesitan una nutrición adecuada, especialmente durante los momentos en que también necesitan electrolitos. Incluso la mejor solución de electrolito no puede reemplazar la leche o el sustituto de leche. Existe evidencia de que la leche también puede servir como fuente de hidratación, como se muestra en el índice de hidratación de la bebida (BHI), una clasificación de bebidas para la hidratación humana.

Cuando se usa una puntuación estándar de 1 para el agua, el BHI clasificó la leche entera en 1.50, equivalente a las soluciones de rehidratación oral. Si bien el BHI es para humanos, es posible que podamos extender este beneficio hidratante a los becerros utilizando leche o sustituto de leche para mantener la hidratación, además de suministrar soluciones de electrolitos.


4. Permitir el tiempo entre la alimentación de leche y electrolitos


Algunos agentes alcalinizantes que se encuentran en los electrolitos, como el bicarbonato, interferirán con la formación de la cuajada de caseína y disminuirán la acidez en el abomaso. Se cree que la formación de cuajada de caseína ayuda a retardar el paso de la leche entera al intestino, lo que permite una digestión más completa de las proteínas en el abomaso. Un pH más bajo en el abomaso forma una barrera ácida para las bacterias y ayuda a prevenir que los patógenos entren en el intestino. Evite el suministro de soluciones electrolíticas justo después de la leche entera para evitar esta interferencia. Si está alimentando con un sustituto de leche, es probable que no sea un problema, ya que el sustituto de leche a menudo carece de caseína.

Otra preocupación con la alimentación de la ración de leche y las soluciones de electrolitos demasiado juntas es el impacto en la osmolalidad, la medida de la concentración de partículas en un kilogramo de solución. Si la osmolalidad llega a ser demasiado alta (más de 600 mOsm por kilogramo), los becerros no pueden procesar los sólidos, lo que provoca un retraso en el paso a través del abomaso. Esto puede resultar en hinchazón y daños en el tracto digestivo. Por ambos motivos, espere al menos una hora entre la alimentación de leche o el sustituto de leche y las soluciones de electrolitos.


5. No combine electrolito en polvo y leche o sustituto de leche


La creación de niveles de osmolalidad peligrosamente altos es un riesgo cuando se combina polvo de electrolito con leche o sustituto de leche. Por ejemplo, la leche entera tiene una osmolalidad de aproximadamente 300 mOsm por kilogramo y es típicamente de aproximadamente 12.5% ​​de sólidos. Si agrega 4 onzas de un polvo de electrolito a 4 cuartos de galón de leche entera, los sólidos totales resultantes serían aproximadamente el 15%. Agregar ese mismo volumen de polvo de electrolito a 2 cuartos de galón de leche entera daría como resultado un total de sólidos de 17.5%.

No corra el riesgo de alimentar una solución con alto contenido de sólidos agregando polvo de electrolito a la leche entera o al sustituto de la leche. Si lo hace, es obligatorio que el ternero tenga acceso a agua dulce y que beba lo suficiente para contrarrestar la alimentación con alto contenido de sólidos.


6. Alimente la dosis adecuada para el tamaño y condición del becerro

Comience a alimentar los electrolitos al primer signo de estrés, deshidratación o diarreas. Los becerros ligeramente deshidratados ya han perdido del 5% al ​​8% de su peso corporal en un día o menos. Mostrarán signos de letargo o depresión leve, ojos hundidos y membranas mucosas secas y poco apetito, pero aun así succionarán. Los terneros con deshidratación inferior al 8% generalmente pueden tratarse con electrolitos.

El siguiente paso es determinar la cantidad de líquidos perdidos al multiplicar el peso corporal de la cría por su porcentaje de deshidratación estimado, luego administrar ese volumen de soluciones de electrolitos.

Ejemplo para una becerra de 100 libras que está deshidratada al 6%: 100 x .06 = 6 libras de agua perdida

Un litro de agua pesa alrededor de 2 libras, por lo que la becerra necesitaría 3 cuartos de galón de soluciones de electrolitos diariamente hasta que su condición mejore. Recuerde, el becerro aún necesita mantener su consumo de leche de al menos el 10% del peso corporal por día junto con agua fresca.

La deshidratación por encima del 8% generalmente requiere que el becerro reciba líquidos por vía intravenosa. Estos becerros están muy deprimidos y pierden su deseo de mamar y pararse.


7. Seguir las mismas prácticas sanitarias para alimentar la ración de leche.

Del mismo modo que se cuida mucho de limpiar, desinfectar y secar el equipo para alimentar a los becerros con leche o sustituto de leche, lo mismo se aplica a los electrolitos. Este equipo incluye cubos, batidores, biberones, pezones y alimentadores esofágicos. Debido a que las becerras que reciben electrolitos ya pueden estar estresadas o enfermas, no desea introducir más bacterias dañinas en sus sistemas o diseminarlas a las becerras sanas que reciben electrolitos de manera proactiva.


8. Almacenar polvo de electrolito para proteger la calidad.


Al igual que el sustituto de leche, el polvo de electrolito debe almacenarse en un ambiente fresco y seco para evitar la acumulación de humedad y el apelmazamiento. Use utensilios secos para recoger polvo de electrolito y selle cuidadosamente los recipientes de usos múltiples entre usos.


9. Considera comprar a granel

El ahorro de costos entre la compra de paquetes individuales de electrolitos y el envasado a granel puede ser significativo. Comprar a granel a veces puede reducir el costo por dosis a la mitad o más. Pero tendrá que sopesar los ahorros en costos con su tasa de uso. El empaque a granel debe ser resellable o almacenado en un contenedor sellado para minimizar la acumulación de humedad.


10. En caso de duda, repartirlo.

Aparte del costo, hay poco detrimento en la sobrealimentación de electrolitos, siempre y cuando estén espaciados adecuadamente entre las tomas de leche. Si está cuestionando si continuar con la alimentación de electrolitos durante otro día, opte por el lado de la generosidad y adminístrelo en otra alimentación.

Al igual que la terapia de rehidratación oral fue llamada “potencialmente el avance médico más importante del siglo 20” por The Lancet, los electrolitos para becerros desempeñan el mismo papel importante. El uso de electrolitos como herramienta preventiva puede volver a encaminar a los becerros para obtener ganancias y rendimiento saludables.

Artículo escrito por: Julian Olson, Technical Services for Milk Products LLC para Progressive Dairyman

Traducción: MVZ Brenda Yumibe, Alta Genetics México