¿Cuáles son tus elecciones cuando emparejas o cruzas los toros para I.A. con el ganado lechero de tu hato? ¿Utilizas algún programa de mejoramiento? ¿Te enfocas en los Dólares de Mérito Neto (NM$)? ¿O simplemente quieres preñar vacas porque sabes que en nueve meses tendrá una cría y comenzará de nuevo en su curva de lactancia?

Las decisiones de mejoramiento que se toman hoy tienen un efecto tremendo en su resultado final. Así que espero que hayamos pasado simplemente de preñar las vacas.

Estoy aquí para sugerirte que eches un vistazo a cómo comercializas actualmente tu leche, o más importante, cómo vas a comercializar tu leche en el futuro para determinar el énfasis de tu selección de mejoramiento.

Sí, es al menos dos años y medio antes de que la decisión de hoy termine produciendo leche vendible. Pero si necesitas hacer cambios de 30 a 36 meses a partir de ahora, solo te costará más dinero a medida que reemplaces a las vacas con las que se adapten a tus necesidades de comercialización.

Cuando se trata de hacer selecciones genéticas, no es raro que los productores elijan un índice compuesto como NM$ o Dólares de Mérito Queso (CM$). Y en general, elegir toros según estos criterios mejorarán su hato pero, ¿Podemos avanzar más si observamos componentes específicos o PTA Leche para mejorar el resultado final?

El Mérito Neto puede ser incierto

Hace varios años tuve la oportunidad de sentarme en una presentación por una Compañía representante de I.A. que abrió mis ojos sobre Mérito Neto. Él comparó tres toros; un ejemplo se observa en la tabla 1.

Tabla 1

Cuando se le preguntó cuál era el mejor toro, la multitud estuvo de acuerdo en que era el toro A.

Luego se agregó otro campo (Ver tabla 2)

Tabla 2

Ahora la multitud no estaba tan segura de que el toro A fuera el mejor toro. Elegir al toro A significaba que estabas dispuesto a sacrificar mucha leche.

Y cuando se les dan todos los índices de producción (ve la tabla 3), el toro B puede ser la mejor opción: Puedes obtener la mayor cantidad de leche, la mayor cantidad de libras de grasa y la segunda mayor cantidad de proteína.

Tabla 3

Pero ¿No nos pagan por los componentes? ¿Y el toro A no nos dará los componentes más altos? No caigas en la trampa. Si bien hay muchas variaciones en cómo se paga a las lecherías por su leche, en la mayoría de los casos, se le paga por las libras de componentes. Entonces, mientras el toro A tiene el porcentaje más alto de grasa y proteína, debido al volumen adicional de leche con el toro B, terminarás con muchas libras de grasa e incluso más libras de proteína – aún si el toro B es negativo para porcentaje de proteína.

Se habla mucho sobre el Mérito Neto o los índices de rendimiento de la raza como el rasgo compuesto apropiado para usar como criterio de selección. Solo recuerda, únicamente alrededor del 40 por ciento de la fórmula del Mérito Neto se basa en la producción. Y la última vez que miré, a nadie se le paga su leche por Mérito Neto.

En los primeros días de la fórmula del Mérito Neto, los índices de producción comprendían el 75 por ciento de la fórmula con Vida Productiva (PL) y Calificación de Células Somáticas (SCS) que comprende el resto del valor. Con el paso de los años, se ha puesto cada vez menos énfasis en la producción dentro de la fórmula del Mérito Neto. Eso no quiere decir que los toros con parámetros como PL, SCS, Tasa de Preñez de la hija (DPR), Pies y Piernas, Tamaño Corporal etc. no son importantes – porque lo son. Pero el progreso genético que haces con un enfoque de “pistolero” probablemente será menor que cuando apuntas a muchos índices bien ubicados.

Los Componentes determinan el control de la leche

Lo que nos lleva al tema de este artículo: toma tus decisiones de mejoramiento basándote en tu mercado de leche. En los viejos tiempos, la leche tenía un precio por cantidad con una ligera diferencia para la grasa de leche o mantequilla. En la mayoría de los casos ese sistema incentivó la fabricación de tanta leche fluida como sea posible.

Pero los tiempos han cambiado. Actualmente, la mayoría de la leche tiene un precio en libras de componentes vendidos: grasa y sólidos no grasos, algún tipo de fijación del precio del queso o precios de componentes múltiples. Pero en todos los casos, te pagan en libras de componentes producidos.

Así que la siguiente pregunta para ti es ¿Qué vaca te traerá un cheque de leche más grande? ¿La vaca de 25,000 libras con 4 por ciento de grasa de leche y 3.5 por ciento de proteína o la vaca de 30,000 libras con 3.2 por ciento de grasa y 2.8 por ciento de proteína?  La primera vaca genera 1,000 libras de grasa y 875 libras de proteína, mientras que la segunda vaca del ejemplo genera 960 libras de grasa y 840 de proteína. Claramente, en este caso, la primera vaca genera más libras de producto vendible. Además,  puedes ahorrar algunos dólares en flete porque hay menos libras líquidas para enviar.

Así que la clave está en evaluar cómo te pagan (o te pagarán) y hacer cruzamientos para libras de componentes (en un esquema de precios de componentes múltiples) que maximizarán sus dólares de producción.

No quieras descuidar algunos otros parámetros: una vaca todavía tiene que quedar preñada (DPR), necesita poder caminar desde el corral hasta la ordeña y a su comedero (Pies y Piernas), y necesita una ubre que pueda ordeñarse en un establo lechero de alto flujo (Compuesto de Ubres). Pero dados los niveles aceptables para los rasgos de tipo, persigue las libras de componentes. En muchos casos, cuando las libras de componentes aumentan, también lo hacen las libras de leche, por lo que realmente estás matando dos pájaros de un tiro eligiendo los componentes como una parte clave de tu lógica de selección.

Artículo escrito por: Bill Verboort, General Manager de AgriTech Analytics para progressive dairyman

Traducción: MVZ Brenda Yumibe, Alta Genetics México